Mes: marzo 2014

Mi reconciliación con el cine español: “Ocho apellidos vascos”

Hacía bastante que no iba al cine a ver una película española. De hecho, desde que vi en los Cines Renoir “La gran familia española” y… no me apetecía volver. Después de eso vino cine francés y sobre todo, americano porque la película de Daniel Sánchez-Arévalo no me dejó buen sabor de boca. Con lo bien que lo había hecho antes este director con títulos como “Azuloscurocasinegro”…

Pues bien, el domingo pasado (unos días antes de la fiesta del cine) aproveché para comprar unas entradas para la película revelación de la taquilla española: “Ocho apellidos vascos”. No soy muy fan de los fenómenos-revelación pero decidí darle una oportunidad a pesar de que el tema de los tópicos territoriales no es de mis favoritos. Un andaluz con todos los tópicos andaluces que se enamora de una vasca con todos los tópicos vascos no era el mejor plan para el domingo por la tarde pero aun así, me fui al cine. A los Renoir, a los de siempre.

Y me sorprendió. Y reí. Y lloré. Y volví a reír. ¿Y por qué? Pues no sabría decir muy bien por qué. Quizá por sus actores o quizá por la desdramatización que hace del conflicto vasco y porque es una película que se ríe de todo. Y el público se ríe con ella.

La sala estaba llena, la gente reía (incluso el de mi lado se emocionó y le cayó alguna lagrimilla en algún momento) y al final, acabó aplaudiendo y volviendo a reír. Pues esa es la magia del cine. No hace falta gastarse miles de millones en superproducciones y en efectos especiales. A veces un guion bien estructurado y unos gags inteligentes son suficientes para decir: “Pues sí, pues a mí me gustó”.

Aquí podéis ver el trailer:

“Desnudas” en La puerta de al lado

Cartel de la obra "Desnudas"
Cartel de la obra “Desnudas”

Tres personajes que desnudan sus pensamientos y su pasado; tres historias de luchas, de sueños rotos y de sueños por cumplir… en definitiva, tres mujeres desnudas.

¿Por qué le perdonaba una y otra vez si siempre era igual? ¿Por qué le dejé que tomara decisiones por mi cuenta cuando yo sabía perfectamente qué era lo que quería? ¿Por qué encontré en la comida un sustituto del amor? Estas y otras preguntas son las que se hacen Rosalinda, Begoña y Karmen durante toda la obra. Tres mujeres llenas de dudas, de inseguridades y de miedos que intentarán transmitir al espectador con una escenografía austera y un juego de luces que no dejará indiferente a ninguno de los que se acerque a verlas y a adentrarse en su universo femenino.

“Desnudas” es un drama en el que ríes y lloras a la vez que se desnudan los cuerpos y los sentimientos quedan a flor de piel.
“Desnudas” es deshacerse de un pasado que nos atormenta y pisar con fuerza un terreno nuevo.
“Desnudas” es borrar las lágrimas con sonrisas y volver a empezar con la mirada puesta en un futuro próximo y esperanzador.
“Desnudas” es sólo mirar atrás para aprender de los errores y no volver a cometerlos.

Rosalinda Galán, Begoña Mencía y Karmen Garay son, por otro lado, las brillantes actrices que interpretan a estas mujeres. Sin ellas, esta obra no sería posible. Y, por supuesto, tampoco lo sería sin la excelente dirección de Alberto Velasco y Mabel del Pozo y con la música en directo de Eduardo del Val.

“Desnudas”, hasta el próximo 6 de abril todos los sábados a las 20h y a las 21:30 horas y los domingos a las 13h y a las 19 horas en la sala La puerta de al lado, en Madrid.

“Una historia del zoo” en La puerta de al lado

Cartel de la obra "Una historia del zoo"
Cartel de la obra “Una historia del zoo”

Hay que felicitarse cuando surgen nuevos espacios teatrales en Madrid, sobre todo en época de crisis en la que las salas tienen que hacer números para llegar a final de mes. Y sobre todo, hay que alegrarse de que una nueva sala independiente llegue al corazón de Lavapiés con una propuesta teatral rompedora y original.

Este es el caso de “La puerta de al lado”, un nuevo espacio escénico situado en la Calle Olivar, en pleno barrio de Lavapiés, que se abrió al público el pasado día 7 de marzo y que ya tiene en cartel tres representaciones de lo más interesantes:

– “Una historia del zoo”, basada en la obra de Edward Albee, dirigida por Federico Vergne y protagonizada por dos grandes actores: Carlos de Austria y José Emilio Vera, capaces de emocionar y de transmitir como sólo ellos saben. Esta pieza se representa constantemente en todo el mundo y sirve como ejercicio interpretativo en muchas de las escuelas y academias de teatro.

– “Desnudas”, protagonizada por las actrices Rosalinda Galán, Begoña Mencía y Karmen Garay, es un drama con música en directo y un sorprendente juego de luces.

– “La cabeza de Blanche”, dirigida por Noemí Rodríguez y protagonizada por Elena Rey, Juan Yuste y la propia directora.

De estas tres, el pasado viernes tuve la oportunidad de ver “Una historia del zoo”. Y para mi sorpresa, no había ni leones, ni monos, ni elefantes ni nada similar. Lo único parecido son los dos animales escénicos que la representan: Carlos de Austria, actor que actualmente trabaja para la compañía “300 pistolas” con obras como “El perro del hortelano” y “Tres sombreros de copa”; y José Emilio Vera, actor gaditano con más de 10 años de experiencia y que interpreta a Peter, un ejecutivo de Nueva York que pasa tranquilamente la tarde en un rincón apartado de Central Park leyendo un libro hasta que, de repente, algo cambiará en su rutinaria tarde domingo…

Para conocer el final, sólo tenéis que acercaros hasta “La puerta de al lado” cualquiera de los días de la representación. Tenéis más información en www.lapuertadeallado.com

“Una historia del zoo”, desde el 7 de marzo hasta el 4 de abril todos los viernes a las 20:15h y a las 21:45 horas en La puerta de al lado, en Madrid.