Mes: julio 2014

Corazón de león: un paseo por las emociones

Si buscas en la Real Academia Española el significado de “león” te dice, entre otras cosas, que es un “hombre audaz, imperioso y valiente”. Y así es el León Godoy de la última película del director argentino Marcos Carnevale.

Y este León audaz y valiente está interpretado por el genial Guillermo Francella, muy conocido en España por la premiada película “El secreto de sus ojos”. La otra cara de la moneda es Julieta Díez, una actriz y modelo argentina que da vida a Ivana Cornejo quien se enamorará perdidamente de él. Y no me extraña… porque León es apuesto, inteligente, divertido, buena persona, con sentido del humor, bien posicionado… pero bajito. Y a pesar de todos los epítetos anteriores, parece que la apariencia está por encima de cualquier otro mérito. O al menos en Buenos Aires. Y esto es lo que quiere retratar el director Marcos Carnevale con esta película, quien ha declarado en alguna ocasión que la sociedad argentina está mal educada y basada en prejuicios y apariencias.

Pero lejos de ser una película adoctrinante o una comedia romántica al uso, “Corazón de león” se convierte en un paseo por las emociones humanas. Y, además, en una verdadera obra de ingeniería audiovisual porque el actor que da vida a este enano, es en realidad un hombre de metro ochenta al que había que empequeñecer en la pantalla sin necesidad de grandes efectos especiales: unos sillones más grandes de lo normal, unos planos y contraplanos grabados de manera independiente, unos peldaños por debajo… Todo esto y, por supuesto, la historia de amor entre ambos protagonistas, hacen de “Corazón de león” una película imprescindible para este verano.

Aquí, un adelanto:

Un montón de ventanas que se abren

“¿Has visto ya lo último de Vigalondo?”. Esta pregunta es que la que llevaba un tiempo escuchando hasta que sí, hasta que por fin me acerqué al cine a disfrutar con el último experimento narrativo y audiovisual del director cántabro. Y he de decir que no me decepcionó.

Open Windows”, que así es como se llama la última película de Nacho Vigalondo, nos habla de tecnología, de amor, de Internet, de espiarnos los unos a los otros y sobre todo, del peligro de la multi-exposición que hacemos de nuestras vidas y de las de los demás alrededor de las redes sociales.

Esta es la tercera película de este director joven que debutó con el cortometraje y que incluso fue nominado al Óscar con un excepcional corto musical. Y tanto sus cortos como sus tres largometrajes siempre han destacado por su brillantez y por alejarse de las estructuras tradicionales para plantear un cine diferente y descarado, un cine que te hace pensar no sólo por lo que te cuenta sino por cómo te lo cuenta.

Así, “Open Windows” es un espectáculo audiovisual desde el primer momento en el que descubrimos que la pantalla de cine se convierte en la pantalla de un ordenador con webcam. Y al otro lado del ordenador descubrimos a Nick Chambers, un joven interpretado por Elijah Wood obsesionado con Gill Joddard, su actriz favorita y a la que da vida en este caso una reina del cine para adultos: Sasha Grey. Nick está tan obsesionado con ella que, además de haber creado una web únicamente dedicada a su ídolo, se ha apuntado a un concurso a través de Internet para conocerla en persona. Todo se va al traste cuando un hombre misterioso le llama para decirle que el concurso se ha cancelado pero le da la oportunidad de espiarla a través de su webcam. Si Nick acepta, su decisión pondrá en peligro la vida de ambos…

Para saber cómo termina, lo mejor es que os acerquéis a cualquier cine a verla (mucho mejor en versión original subtitulada). De momento, aquí os dejo un adelanto: